Dibujar es un hobby que agrada tanto a niños como adultos, y es que se trata de una actividad que es muy relajante, algo que es ideal para este tiempo de cuarentena. Es un arte tan indicado para la salud, que incluso los psicólogos hacen muchos de sus estudios en base de los dibujos que el paciente realiza.

Este es un arte, que aparte de ser bello es muy beneficioso para el cerebro, éste contiene un impulso recreativo, si estás estresado, ponte a dibujar y notarás el cambio a tu favor, y en el caso de los niños, es muy beneficioso porque logran desarrollar habilidades motrices y mentales.

Favorece la concentración y la memoria

Colorear ofrece muchos beneficios en los ámbitos emocionales, físicos y cognitivos, por eso ayudar en gran medida en la concentración, atención y memoria, lo que es una práctica ideal para los adultos, quienes necesitan ejercitar su mente.

Una de las características para los adultos de avanzada edad, es la pérdida de concentración y coordinación psicomotriz, por lo que dibujar es una gran ayuda, además relaja la ansiedad, permite ser un medio de expresión, por otra parte colorear mándalas está de moda y es una forma sana de relajación.

Fomenta la comunicación entre padres e hijos

Con los dibujos, los niños se expresan de una manera muy clara, tanto que verbalmente puede resultar muy difícil de comprender, en especial por su edad o incluso el temor de expresar algo que pueda hacer sentir mal a los padres.

Pero por medio de un dibujo expresan su ánimo, la manera como visualizan a sus padres, y mucho más. Por tal razón, cuando los niños nos enseñan sus dibujos es importante hacer el esfuerzo de entender lo que quieren comunicar y valorizar cada creación, y así ellos no pierdan el entusiasmo por dibujar.

Mejora la motricidad

El usar un lápiz o un pincel cuando los niños están empezando no es tan fácil, de hecho tampoco lo es para un adulto, pero con el tiempo aprenden a maniobrar los movimientos de las manos.

En realidad es algo común cuando estás aprendiendo alguna actividad, como el cerrajero, que reemplaza una cerradura en minutos, probablemente su primer cambio tardó mucho tiempo.

En fin, el aprender a dibujar es una cualidad que va a ser de gran ayuda en la realización de las tareas escolares, porque la realizarán con mucha facilidad y claridad.

Aumenta la autoestima

Cuando los niños están aprendiendo a dibujar, es importante entusiasmarlos, jamás cometer el error de decirles su dibujo está feo, al contrario necesitan escuchar que está muy bonito.

En caso de que tengas alguna observación, emplea palabras como esto lo puedes mejorar realizándolo de esta manera, de forma que el niño sienta que está aprendiendo, y así se va a sentir bien consigo mismo, además recuerda facilitarle el material necesario para su proyecto de dibujo.

Sirve de terapia

Los dibujos son muy usados en las terapias tanto para los niños como para los adultos, de hecho son vitales en las terapias de síndromes como el autismo, al ser éste uno de los síndromes que presentan la dificultad de comunicación.

Además es una de las disciplinas artística en las que es ideal incentivar a los niños, el dibujo y la pintura son herramientas que les van a permitir desenvolverse socialmente con mayor facilidad, aparte recuerda que el arte nos humaniza.