Si ha notado que la cerradura no cierra adecuadamente, es difícil de lograr el giro o se atasca eventualmente, es posible que el mecanismo de la misma tenga algunos inconvenientes. Por ende, estaremos temerosos a que en cualquier momento falle del todo o se rompa la llave adentro.

Entrevistamos a cerrajeros que han instalado estos dispositivos de seguridad y comentan que algunos de estos inconvenientes suelen ser los primeros síntomas de que la cerradura puede bloquearse de forma permanente dejándote fuera de casa, en este apartado te mostraremos algunas posibles razones por la que el cierre no es como esperamos. 

Cerrajeros explican por qué las cerraduras cierran mal en ocasiones

Razones por la que una cerradura cierra mal 

Pedro Ramirez, quien acumula numerosos años brindando asesorías de seguridad opina que una de las principales razones por las que una cerradura cierra mal es porque está atascada por diferentes motivos, ya sea en épocas de humedad o frío y por falta de mantenimiento, también si se ha realizado alguna labor cerca de la cerradura, la misma puede estar llena de polvo y de partículas que pueden dificultar su correcto uso. 

  • Cuando la cerradura no cierra adecuadamente puede ser por el mal uso que le damos a la llave, es decir, en algunas ocasiones la utilizamos para arañar superficies o para abrir el correo, la cerradura termina trasladando sus desperfectos a la cerradura. 
  • Si dejamos la llave puesta por mucho tiempo dentro de la cerradura, también si cerramos la puerta con mucha fuerza, esto poco a poco va deteriorando todo el mecanismo interno de la misma. 
  • Si la llave fue duplicada en una cerrajería cuyo mecanismo de corte ya estaba gastado por el tiempo, y seguramente la llave ha dañado la cerradura. 
  • Por otra parte, también puede ser un problema por la propia puerta, si la puerta no está perfectamente alineada con el marco, esto puede ocasionar que la cerradura no cierre correctamente. 
  •  Si tu puerta es acorazada y existe un pequeño espacio entre la puerta y el suelo normalmente es un espacio que dispone de una barra horizontal metálica que cierra este espacio al cerrar una cerradura multipunto, si el mismo es obstruido con polvo puede impedir que la cerradura cierre de forma adecuada, afectando el eje del giro. 
  • En el caso de las puertas acorazadas si esta barra vertical no encaja bien o el tornillo que la sujeta está flojo, esto hará que la barra se atasque y no se pueda abrir la puerta con facilidad aun si la cerradura funciona normalmente. 

Recomendaciones para evitar problemas en las cerraduras 

El consejo primordial que nos ofrecería cualquier cerrajero profesional es el mantenimiento constante a la cerradura, así no fallara ninguno de sus mecanismos, permitiendo una apertura y un cierre adecuado. 

Algunas personas deciden aventurarse y desmontar la cerradura para hacer ellos mismos la limpieza y el mantenimiento que estos dispositivos de seguridad requieren, aunque a veces el problema de la cerradura pueda estar en la puerta o en otros lugares. 

Asimismo, es importante usar las llaves y cerraduras adecuadamente, evitando golpearlas o usarlas de forma brusca, esta acción posiblemente desvíe sus pines entre otras partes de la misma. 

En líneas generales, las soluciones para evitar este problema pueden ser variadas, pero si el problema persiste lo mejor será pedir la ayuda de un cerrajero profesional.