En el momento en que los gobiernos comienzan a flexibilizar los tiempos de confinamiento, en la mente de las personas surgen muchas preguntas, ¿Cómo será nuestro dia a dia? ¿Cuáles serán los nuevos cambios o medidas para mantenernos sanos?  todo esto lo desglosamos en los siguientes puntos. 

No es necesario que seamos unos eruditos para saber que el impacto del confinamiento ha sido bastante significativo para muchas personas y por eso hay nuevas tendencias que se incorporarán en la rutina diaria del ser humano. 

Algo sumamente destacado de la crisis que estamos viviendo es que la gente ha cambiado sus hábitos de higiene y comunicación con otros, el covid-19 nos ha convertido en personas más precavidas. 

Mediremos de forma eficaz y eficiente los eventos sociales 

Desde que comenzó el confinamiento han surgido nuevos métodos de trabajo y comunicación con otros, desde las reuniones a distancia, el teletrabajo, la educación, los nómadas digitales, en fin muchas personas se mueven a través de las redes para llevar a cabo diferentes actividades laborales, educativas y para socializar con amigos y familiares. 

De igual forma será necesario aumentar la ciberseguridad sobretodo para entes gubernamentales y empresariales, el tema de la seguridad no es solo un tema de cerrajeros profesionales con las nuevas tecnologías los ladrones están innovando en sus nuevas estrategias de hurto y daños a terceros. 

Por otra parte, seguramente, esto cambiará nuestra vida luego del confinamiento, tendremos menos oportunidad para reunirnos y estamos menos acostumbrados a ello, quizás busquemos conectarnos a redes sociales para saber de otros de forma cotidiana. 

El temor a contagiar a otros no desaparecerá de un dia para otro, eso preocupa a la mayoría dela población, eso significa que la gente estará más pendiente de cuidar de sí misma y de los demás, recurriendo así a medidas y medicinas preventivas. 

Evitamos gastos innecesarios 

Luego del confinamiento tendremos más cuidado de los gastos y aprovecharemos los productos low cost, nos preocupamos más por nuestro bienestar y nuestra calidad de vida, gastando de forma responsable y solo comprando lo que realmente es necesario, además con la crisis económica que atraviesa la mayoría de países muchos ganan menos. 

Por ende, la gente tendrá menos cosas y quieren que dure mucho más tiempo, que sean amigables con el medio ambiente, además, seguramente retornará la cultura de reparar lo que está en desuso. 

Destacaremos aún más lo hecho por la comunidad, asegurando así el abastecimiento para todos, invirtiendo más tiempo en la producción y suministros propios para que las diferentes ciudades sean aún más independientes. 

En líneas generales, muchos expertos apuestan por un cambio radical y de responsabilidad en el individuo luego del confinamiento, en años anteriores muchas personas solo deseaban tener dispositivos y vehículos de última generación, ahora apostará aún más por la sostenibilidad y el respeto al medio ambiente. 

Cabe destacar que no solo será para cuidar el planeta sino también para las personas que forman familias, también para aquellos que invierten en un nuevo negocio o cualquier proyecto nuevo apoyará aún más que sea independiente y que no afecte negativamente la vida de otros.